Posiblemente sea uno de los servicios más populares de la Domótica y es por ese motivo que queremos dedicarle un comentario. Generalmente muchos de los usuarios que se nos acercan para requerir de nuestros servicios, o bien se encuentran preocupados por la seguridad de su hogar, o bien quieren conocer que posibilidades técnicas existen para aumentar la seguridad en su casa. La verdad es que, aunque prácticamente aparecen novedades todos los días, existen una serie de enfoques muy claramente diferenciados que exponemos a continuación.

Existen varias consideraciones a plantearse, en primer lugar es imprescindible saber que se quiere proteger y sus condiciones, es muy diferente una casa unifamiliar con jardín, que un determinado piso de una comunidad, otra cuestión es si se desea una seguridad reactiva, proactiva o ambas cosas, es decir, si se desean establecer medidas preventivas, acciones de reacción contra inviolabilidades, o ambas cosas, si se desea una solución auto gestionable o no, ósea con o sin contratos con centrales de alarmas, etc., como podéis ver el tema requiere de un cierto nivel de análisis, reflexión y conocimiento de las alternativas. Además, por otro lado, la velocidad de aparición de nuevas soluciones hace que las propuestas cambien con frecuencia y mejoren las opciones de control y de información sobre el estado de nuestra vivienda. Por ejemplo, hoy en día, ya es del todo habitual tener en nuestro móvil una App que nos mantenga informado en todo momento de las posibles incidencias de nuestro hogar e incluso poder acceder en directo a las cámaras de manera on-line para comprobar su situación.

Con todo ello, nuestro primer consejo, aunque parezca obvio es: consulte con un experto en el tema. No tiene por qué contratar ningún servicio, ni incurrir en gasto alguno, solamente pregunte sobre las posibilidades y su coste aproximado, asesórese, huya de la primera tentación de instalarse por si mismo una videocámara de vigilancia comprada en Amazon por 30€, se ahorrará problemas y quebraderos de cabeza, se lo decimos por experiencia propia de algunos de nuestros actuales clientes. Hoy en día no resulta caro, compruébelo si tiene la necesidad y llámenos, no se arrepentirá.

Veamos de manera muy resumida algunos de los sistemas más comunes:

    • Videograbación de seguridad:  Son sistemas que registran las imágenes de una determinada cámara o cámaras y las almacenan para su posterior visionado. Las video cámaras pueden ser de varios tipos, ocultas, monitorizadas, térmicas, cenitales de 360º, con detección facial, etc., obviamente las grabaciones deben estar protegidas para que solo las veas tú (ojo con la seguridad de los propios dispositivos), podrás acceder a ellas en remoto desde tu móvil o tablet, con grabación automática, con detección de alarma o no, con límite de días de grabación que pueden llegar hasta los 30 o más días rotatorios, con grabación de segmentos previos a la detección de la alarma, etc., las posibilidades son casi infinitas.
    • Alarmas de intrusión:  En este apartado se contemplan todo tipo de sensores configurados para la detección de posibles intrusiones: detectores de volumetría (descartar aquellos que ignoren los movimientos de nuestras mascotas), sensores de detección de vibraciones, perimetrales, infrarrojos, o sistemas más sencillos de apertura de puertas y ventanas. Se trata de accionar determinada acción o acciones cuando se produce un evento que hemos determinado como posible amenaza, como por ejemplo activar una alarma, accionar las luces, enviar aviso de alarma al móvil, o aviso a la central de alarmas en su caso (esta opción solo la recomendamos en condiciones muy especiales). En ocasiones estas medidas se complementan con algunas de tipo proactivo como por ejemplo accionar luces, el televisor o cualquier otro dispositivo que sugiera la presencia en el hogar a determinadas horas o en según qué circunstancias programadas de antemano. Las posibilidades son muy amplias y varían según el tipo de sistema seleccionado, pudiéndose combinar algunas de las mencionadas, o algunas novedosas como por ejemplo mostrar en tu móvil un plano de la casa con la zona en la que se ha disparado la alarma.
    • Videoportero:  Este sistema aparecido más recientemente se ha hecho muy popular, se puede usar de manera separada o integrado con el resto de las funciones descritas. Se trata básicamente de disponer en tu móvil de una imagen de quien está llamando a tu puerta. Se activa al producirse la llamada al timbre de casa y permite saber, en todo momento, quien está llamando a la puerta de casa y contestar directamente, estés o no físicamente en casa, desde cualquier punto del planeta, este hecho hace que el posible ladrón crea que la vivienda está habitada. Asimismo, algunos equipos permiten la grabación de imágenes o vídeo, y de este modo puedes tener un registro completo de las personas que han llamado a tu puerta.

Estos tres servicios serían los más clásicos asociados a la seguridad domótica del hogar, existen otros más relacionados con lo que algunos califican como “alertas técnicas”, que también entran dentro del capítulo de la seguridad, como por ejemplo la detección de fugas de agua, incendios, fugas de gas, u otros más sutiles, pero no menos importantes, como por ejemplo la detección de lluvia o fuerte viento para el cerramiento de toldos o cosas por el estilo.

Para acabar, déjenos insistir en que el mejor consejo que podemos darle, al margen de la propia información que esperemos le haya resultado útil, es consultar con un experto, le ahorrará tiempo y dinero.

Si necesitas más información sobre el tema, no lo dudes: ¡Llámanos!

 

Equipo Técnico
Hogardomotica.es

Copyright © 2019 Hogardomotica Digital. Todos los derechos reservados.